Estás leyendo
Fiftier de la Semana: Andie MacDowell

Fiftier de la Semana: Andie MacDowell

La plataforma de contenido digital americana Quibi acaba de estrenar Wireless con un éxito arrollador, y una Andie MacDowell de protagonista con 62 años -que nadie creería- y 40 años de profesión. Es nuestra Fiftier de la semana!

Los fanáticos del cine de principios de los 90 reconocerán a Andy MacDowell por sus papeles en Groundhog’s Day (Atrapado en el tiempo en España) y Cuatro Bodas y un Funeral, así como por su trabajo con  el productor ejecutivo de Wireless Steven Soderbergh. De hecho, MacDowell protagonizó el primer largometraje de la historia de Soderbergh, Sex, Lies, and Videotape, que también ayudó a lanzar su carrera como estrella de cine.

MacDowell con Hugh Grant en Cuatro bodas y un funeral

El éxito de Sex, Lies y Videotape dio un gran impulso a la carrera de MacDowell. En los años siguientes, protagonizó comedias que agradaron al público como Green Card y Groundhog’s Day , así como películas independientes aclamadas por la crítica como Short Cuts de Robert Altman.

Según una entrevista en Movieline, fue considerada para proyectos aún más grandes durante este tiempo, incluidos Ghost y El Silencio de los Corderos.

De esta última, MacDowell dio a entender que descartó el papel porque encontró que el tema de la película era demasiado perturbador, pero dijo: “Fue un papel muy desafiante y perder la oportunidad de tener a alguien tan talentoso como Jonathan Demme dirigiéndote es un gran pérdida para una actriz “.

Oportunidad perdida o no, MacDowell tuvo muchos de sus propios éxitos. En 1994, logró la rara hazaña de protagonizar películas consecutivas número uno cuando su western Bad Girls, centrado en las mujeres, ocupó el primer lugar en la taquilla, derrotando a Cuatro Bodas y un Funeral, también protagonizada por MacDowell, hasta la  posición número dos.

Incluso después de que su carrera dejara la fase de “películas consecutivas número uno en la taquilla”, MacDowell continuó trabajando de manera constante durante los años 90 y 2000. Durante ese tiempo, asumió papeles tan diversos como la rival del lugar de trabajo de Miss Piggy en Muppets from Space y una adinerada socialité sureña que recibe una visita inesperada de un grupo de strippers en Magic Mike XXL.

De todas las películas y series de televisión en las que apareció, MacDowell nunca se sumergió en el mundo del terror, hasta la célebre Ready or Not en 2019.

Una infancia marcada

Creció en Gaffney, Carolina del Sur, no muy lejos de donde luego criaría a sus propios hijos.

Su profunda resistencia a las drogas y el alcohol se puede atribuir a su infancia. Su madre era alcohólica y el papel de cuidadora recayó en MacDowell, la menor de cuatro hermanos. Ella y su madre “tenían una gran relación y siempre me sentí amada”, dice. “Había un abrelatas anticuado pegado a la pared y ella estaba en la cocina bebiendo y yo limpiaba el aceite del abrelatas y hablaba con ella y le preguntaba: ‘¿Por qué bebes?'”

Cuando tenía 10 años, se levantaba en medio de la noche para comprobar que los cigarrillos de su madre estuvieran apagados correctamente. “Había marcas de quemaduras por todo el suelo y el sofá; es increíble que no nos quemáramos ”, afirma. “Eso es mucha responsabilidad para una niña.” “Creo que me he sentido responsable toda mi vida, soy buena en eso. He estado entrenando durante mucho tiempo “.

A los 16 años, trabajaba en McDonald’s junto a su madre, una ex maestra de música, y vio cómo la despedían por aparecer borracha. A los 17, involucró a los médicos para tratar de ayudar a su madre a superar su alcoholismo, que fracasó cuando uno de ellos le dio Valium a su madre.

Su etapa de modelo y drogas

Fue en 1979, en plena era de Studio 54, cuando se mudó a Nueva York. Tenía 21 años, acababa de firmar con la agencia de modelos Elite y parecía tener el mundo a sus pies. Pero pronto quiso volver a su ciudad natal. “Había mucha cocaína”, afirma. “Tuve una pequeña experiencia al principio y la odié. ¡Lo odiaba! Solo fue como un mes. Realmente no me gustó cómo se sentía. No me hizo sentir bien y no pude dormir. De hecho, entré en mi agencia y dije que quería irme a casa, y me dijeron: ‘Necesitas nuevos amigos. Estás junto a las personas equivocadas’”.

“Ni siquiera recuerdo con quien salía, honestamente”. “No estaba rodeado de gente famosa en ese momento. No era lo que pretendía hacer “. John Casablancas , el fundador de Elite, voló con ella a París, “y apareció un joven en la agencia que no bebía, fumaba ni consumía drogas, y yo no tenía novio”.

El joven era Olivier Chandon de Brailles, heredero de Moët & Chandon. “No sé si arreglaron todo de antemano, pero funcionó para mí. Empecé a trabajar sin parar y toda mi vida se abrió. Estaba a punto de irme a casa por unos segundos… “. (hace una pausa). “Nunca le he contado a nadie esa historia, así que por favor no hagas que parezca que soy una gran drogadicta porque realmente no lo era“.

Hoy en día

Andie MacDowell aún irradia glamour hollywoodense todos estos años después, como demostró cuando la pillaron en Los Ángeles saliendo de un supermercado.

La estrella del Día de la Marmota, de 62 años, se mostraba eternamente bella mientras cargaba un par de abultadas bolsas de compras por la acera, como si desfilara por una alfombra roja.

Sus hijos

MacDowell se casó con el exmodelo Paul Qualley en 1986, y aunque se separaron en 1999, tuvieron tres hijos.

leer también

Justin Qualley, el mayor

Justin es el mayor de los hijos de Andie, pero también el más reservado. Si bien sus dos hermanos se han mantenido en el centro de atención, el único hijo de Andie es más discreto.

Rainey Qualley

Actriz y cantante, Rainey ya ha dejado su huella en Hollywood. En 2015, Rainey hizo su debut musical bajo el nombre de “Rainsford” y ha seguido lanzando música; su álbum más reciente fue Emotional Support Animal de 2018 . Cuando no está cantando, Rainey también actua.

Rainey ha aparecido en películas como Ocean’s Eight y actualmente está trabajando en dos próximas películas, incluida The Shuroo Process.

Margaret Qualley, la pequeña y más famosa

Actriz, modelo y bailarina de ballet. Muchos la llaman ‘la nueva revelación de Hollywood‘ gracias a su interpretación en ‘Érase una vez en… Hollywood‘. Antes de esto, la habíamos podido ver en la película ‘Palo Alto‘ o en la serie de HBO ‘The Leftovers’. Aunque sin duda muchos la podrán cara gracias a un anuncio, el del perfume Kenzo World. Cuando pisa la alfombra roja lo hace siempre de la mano de grandes firmas como Chanel, Dior, Gucci o Miu Miu.

Andy es sin duda nuestra fiftier de la semana. Tras una durísima infancia y un coqueteo con las drogas, ha sabido evolucionar para ser una bellísima mujer que nadie creería tiene 62 años, consiguiendo estar de nuevo de máxima actualidad. Una vida imparable y llena de experiencias que ha legado a sus hijas.

 

0
Increíble
85100
Pros
Contras
Ver comentarios

Deja una respuesta

(Tu correo electrónico no será publicado, sólo lo pedimos para que te llegue el comentario y sus respuestas)

LUXONOMY MEDIAGROUP WORLDWIDE


Ir al principio